Las tres gracias

3gracias

Clicar sobre la imagen para ampliar

El cuerpo soberano (izquierda) es piel y humores. Es bidimensional, no tiene interior, no tiene órganos, ni células ni genes. Es anterior a la práctica de la anatomía. Tampoco tiene género.

Se inscribe dentro de una jerarquía vertical donde el rey está vinculado con Dios, o al lo menos reina por su bendición.

La vagina es un pene invertido y la idea que hoy tenemos de mujer existe como un hombre malformado. El semen y la sangre son los fluidos soberanos, adquieren valor según cómo y por donde circulan. La sangre tiene que ser pura, digna de linaje. El semen es relacionado al poder patriarcal, los productos de la reproducción sexual pertenecen al padre.   Las respuestas las tiene Dios, en sus libros y en sus misas, todo se justifica de manera transcendental.

Es un sistema de gobierno tanatopolítico es decir que tiene el poder de dar la muerte o de dejar vivir. El cuerpo es donde se inscribe y se escribe la ley.

El cuerpo científico (derecha) es un cuerpo ya tridimensional, con órganos y sistema nervioso, linfático, digestivo.  Este interior del cuerpo da lugar a una nueva gestión política y a nuevas prácticas del cuerpo.

Los protocolos médicos y científicos son la nueva verdad, la nueva religión, dios no es un dato empírico ni fiable. Se naturaliza el cuerpo, se nombra lo que ya existe en la naturaleza (en realidad es la voluntad misma de determinar, clasificar, nombrar que crea este cuerpo). Se inventan los órganos y las técnicas de intervención médica les dan visibilidad. Aparece la ficcion viva de raza, amparada en la ciencia para legitimar la colonizacion, basada en la supremacia blanca donde confluyen tambien modos del sistema soberano pues se gobierna con tecnicas de.muerte y vida, y se verifican por la religion y la ciencia. Los órganos genitales femeninos aparecen con la lógica de oposición a los órganos masculinos.  El útero se concibe como órgano y su gestión debe ser nacional y clínica. El cuerpo es nacional,  a través del control de la natalidad y de los fluidos sangre, del semen y de la leche materna. Aparece también la noción de madre como nueva figura política que se define por su aparato reproductivo.

El cuerpo que no se adapta a la norma es patologizado. La enfermedad es un dispositivo de gestión del cuerpo, primero se diagnostica y después se despliegan las técnicas del aparato científico sobre el cuerpo.  El cuerpo enfermo es excluido, solo puede ser gobernado pero no gobernante.

Ya no se trata del poder de Dios, sino del biopoder, es decir se pasa del poder sobre la muerte al poder de gestionar la vida. Ya no es transcendental sino que el poder se infiltra en todos los aspectos de la vida y lo soberano se hace cada vez mas intimo.  Por ejemplo, la aparición de leyes antiaborto a partir del siglo XVIII.

El cuerpo neoliberal o farmacopornografico (medio) es un cuerpo consumidor, un cuerpo de transacción, económico, tecnológico. Ahora no se trata de averiguar lo que existe o no en la naturaleza pero de evaluar lo que se puede distribuir, vender, exportar etc.  Es un cuerpo pensado para comprar la vida, para reproducirla mediante su venta o alquiler.

Los fluidos se gestionan de manera industrial, existen bancos de sangre y  de semen  donde el régimen soberano ya no impone su exigencia de filiación  pero donde ocurre una racialización de la reproducción asistida  bajo un discurso científico. Sin embargo el régimen científico no es el que cobre valor en las trayectorias de estos fluidos, es el mercado liberal. Todo se justifica por lo mercantil, tanto en la sanidad y en la educación, que en la invención del cuerpo discapacitado (no productivo).

El mundo es controlado por la industria farmacológica en su devenir sano, y es educado mediante la pornografía en una gestión única y por lo tanto macabra de la sexualidad.

En este cuerpo siguen actuando las características de los otros dos. Se superponen, se mezclan y se suman para crear ficciones políticas vivas como la figura del padre, lo masculino, lo femenino, lo heterosexual, lo homosexual, el indígena, el colono, el autista, el enfermo de sida etc.  El cuerpo soberano sigue imponiéndose la norma de productividad y reproductividad, el cuerpo científico se divide y se transforma para responder a esta norma mientras que el cuerpo farmacopornografico los utiliza y los mejora para venderlos.

Conclusión

La forma de leer nuestro cuerpo es construído, y por lo tanto es desmontable y fluído. La noción tradicional del cuerpo puede ser desplazada. Podemos inventar nuevos conceptos a través de la práctica política y artística para ampliar el conjunto de políticas del cuerpo y resistir a los procesos de representación del cuerpo producidos por la condición neoliberal.

Esto deja muchas posibilidades y estrategias para desmontar todo un sistema de definiciones y significados que nos oprimen. Tomar distancia con estos regímenes, es decir tratar de entenderles, permite tener un margen de maniobra más amplio y resignificarse o desendificarse de las figuras que nos proponen. Cada persona puede tener un agenciamento en el proceso de su subjetividad y romper con estos significados.  Partiendo de nosotrxs mismxs, de lo que nos atraviesa, de lo que nos coloca a donde estamos.

La heterosexualidad y el falogocentrismo son regímenes de enunciación y de poder. Los discursos producen subjetividades y son parte de un dispositivo que une el saber y el poder. Por eso,  deconstruir la masculinidad y resignificarla, nombrar el heteropatriarcado, el cis hombre, los neomachismos  son ejemplos de cómo se puede incidir en  lo que desencadenan estos regímenes y reinventar los cuerpos desde la multiplicidad. El sujeto se construye a través de la acción política. Sin olvidar que la construcción de las categorías sigue incluso en los discursos que tratan de deconstruirlas, releernos y deconstruirnos es nuestro reto.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s