nosotrxs

miller

“Barbaridades” es un fanzine colectivo cuyo nombre se inspira en la película Juggling Gender (Tami Gold, 1992). Este documental retrata a Jennifer Miller, una artista lesbiana que decide vivir con su barba. Vemos cómo renuncia a quitarse los pelos que le brotan de la cara, después de haberse sometido a depilaciones láser, a agresiones por parte de desconocidos y de familiares e incluso de la comunidad LGBT. Observamos cómo se apodera de esa barba señalada, estigmatizada, que estorba, que nadie quiere mirar, que resulta un problema para la clase, el género y la sexualidad. Ante la sociedad dominante, una mujer con barba, al igual que una puta, una violada, una lesbiana, una negra, indígena, una que se corre a chorros, una transexual resultan ser un espanto y han sido históricamente inferiorizadas. Nosotras queremos resignificarnos desde esta especie de barba que brota en nuestros cuerpos tal y como lo hacen nuestros pelos. Esta barba a veces invisible, otras no, resulta ser un lugar desde el que apoyarse, alzarse, donde plantarle cara a las pesadas lacras de la normalidad. Nos tragamos las taras, nos apropiamos de ellas, las convertimos en textos, fotos, imágenes, vídeos, audios, performances, películas, postales, danzas etc. para resistir juntxs desde ahí.

Desde nuestras barbas, que arborizamos o que escondemos, para hilvanar nuestros deseos y no tenerles miedo: porque es una cuestión vital; porque, si no lo hiciéramos, pareciera que fuéramos todxs iguales, perfectxs y autónomxs. Pero somos más bien múltiples, vulnerables e interdependientes. Dependientes de estéticas especulares y de identidades confusas que mutilan nuestras barbas.

Buscamos en nuestros cuerpos lo que nos interpela directamente, lo relevante de nuestras experiencias para cruzarlas, para entrelazarlas y saber aprovecharlas. Tiramos de nuestros pelos, sacamos lo de dentro y deshacemos el nudo para disolver la contractura y poder mostrar nuestras vulnerabilidades. La mirada perdida y estrábica de Brígida del Rio, la barbuda de Peñaranda, nos habla de la contradicción y de cómo llevarla, resolverla y utilizarla para resistir a las exigencias normalizadoras, al afuera que nos quiere obedientes, a través de un discurso transgresor.

Marcamos puntos: puntos de encuentro, puntos de fuga y puntos suspensivos para dibujar nuevos entornos cercanos a hogares estratégicos. Tenemos muchas bocas, muchas barbas y también muchos privilegios que aprendemos a reconocer. Solo nos unen las ganas de resistencia, sin difuminar las diferencias, esperamos el apogeo… Prepárate, asómate a esa meta, métete en tus movidas, más, mejor, mójate, mézclate, remueve la mierda hasta morir. ¿Y después? Los pelos de las muertas no dejan de crecer… ¡Qué barbaridad!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s